La importancia de un buen desayuno no tiene precio. La falta de tiempo no es excusa y poder empezar el día saboreando platos tan deliciosos, dulces y saludables realmente compensa. Esta tarta de queso es una buena opción para empezar el día, que además podemos completar con unos frutos secos o una onza de chocolate y una pieza de fruta para hacer completa  la primera ingesta de la mañana. Prepararlo cuesta muy poco y la recompensa, realmente compensa 😉


INGREDIENTES:

• 30 gr harina de avena sabor Brownie

• 10 gr harina de almendra

• 20 gr leche vegetal

• 200 gr queso fresco batido

• Esencia de vainilla

• Edulcorante al gusto

• 2 láminas de gelatina

• Mermelada de fresa light

 

PREPARACIÓN:

1. Empezamos preparando la base y para ello calentaremos la leche 5 segundos, mezclaremos con la harina de avena y almendra y amasaremos con las manos hasta conseguir una bola bien integrada y manejable.

2. Extendemos esta masa por el molde de forma uniforme y horneamos 10 minutos a 200º. Sacamos y dejamos enfriar.

3. Para el relleno pondremos a hidratar las láminas de gelatina en un bowl con agua fria.

4. En un cazo a fuego medio mezclaremos el queso, el edulcorante y la vainilla. Mezclamos bien y calentamos sin que llegue a hervir.

5. Echamos la gelatina ya hidratada, seguimos mezclando hasta integrarlo todo bien y vertemos esta mezcla encima de la base.

6. Llevamos al frigorífico durante 3 horas y al sacarla adornamos con la mermelada de fresa diluida en un poquito de agua.