Es una buena opción para desayunos y merienda bajas en carbohidratos y para los amantes del cheesecake, pero en versión muy light.

INGREDIENTES: 

  • 250 gr queso fresco batido
  • Edulcorante
  • Esencia de vainilla
  • 1 lámina y media de gelatina
  • 20 ml bebida vegetal
  • Mermelada sin azúcar

PREPARACIÓN:

1. Ponemos a hidratar la gelatina en agua fría 5 min.
2. Batimos el queso con el edulcorante y la vainilla.
3. Calentamos la leche al micro.
4. Añadimos la gelatina ya hidratada a la leche caliente y removemos con una cuchara hasta disolver.
5. Mezclamos la leche con el queso, vertemos el un tarrito y llevamos a la nevera, 1-2 horas.
6. Antes de servir añadimos la mermelada.

Deja un comentario