Hace algunos años decidí que era tiempo de cambiar mi vida. Eso significaba tomar el control y tomar decisiones importantes. Necesitaba sentirme bien conmigo misma, segura de mi misma, confiar en mi misma  y sobre todo creer en mi misma. Empecé el rumbo hacia un modo de vida saludable cambiando mis hábitos alimenticios y añadiendo a éste, el ejercicio físico. Una vez adentrada en este mundo, entonces nuevo para mí, encontré mi sitio, encontré mi equilibrio y encontré mi camino para ser feliz. Con el paso del tiempo he aprendido a escuchar a mi cuerpo y a darle a éste lo que necesita en cada momento, sin pautas. No creo en los milagros, creo en balance, equilibrio y bienestar mental y físico. Cada uno hace del Fitness un estilo de vida diferente, cada uno entiende y vive esta palabra a  su estilo y el mío es EQUILIBRIO, BIENESTAR y SALUD en mayúsculas. Sin extremos, sin frustraciones, sin prohibiciones. Deja que fluya.

El equilibrio entre cuerpo y mente es la base de todo. Es la base para sentirte bien contigo.